Globos verdes y amarillos concentrados en la glorieta de Atocha. Desde lejos hicimos visibles los colores de la salud mental y marchando hasta Sol fuimos marcando un recorrido de sensibilización y reivindicación.

Al son de “no estamos locos que sabemos lo que queremos” “más recursos para salud mental” o “ninguna persona con enfermedad mental en prisiones” llegamos al corazón de Madrid. Se dio a conocer protestas, reclamas y logros de las asociaciones poniendo rostro a la enfermedad mental: “Sí, sí, sí te puede pasar a ti”.

Echamos de menos la presencia de los medios de comunicación para que difundieran el lado humano y comprometido de las asociaciones, de los que sufren el estigma de la enfermedad mental, de sus familiares y sus amigos.

El día 9 de octubre “nos mojamos”, en los dos sentidos nos implicamos y nos calamos…y aunque acabamos bien pasaditos por agua, fue una marcha muy divertida que acabó con los colores verde y amarillo invadiendo el cielo de Madrid.

Como colofón un buen bocata de calamares entre los viejos y nuevos amigos en la Plaza Mayor. Qué mejor final para un encuentro de estas características.

Y a la próxima… ¿te mojas?